Breaking
Loading...
Home » , » TRISTE NAVIDAD SIN DINERO. FAMILIARES Y AMIGOS POSTIZOS ¿PARA QUÉ?

TRISTE NAVIDAD SIN DINERO. FAMILIARES Y AMIGOS POSTIZOS ¿PARA QUÉ?

Con gran ilusión se comenta por las calles: ¡Ya ha llegado la Navidad! siendo una hermosa y cálida época festiva, muy esperada por la humanidad. Las calles repletas de luz y color. Los escaparates se tornan en verdaderas recreaciones feriales, con bellos matices de festividad. Los niños corren y juegan ilusionados. 

La entrada de esta entrañable fecha los exalta. La llegada de Papá Noel o Reyes Magos los hace estar ansiosos y repletos de ilusión. El frío, el ambiente e incluso el olor se unen como es tradición todos los años. Es curioso porque al parecer la llegada de las bajas temperaturas recuerda la Navidad de forma tradicional año tras año. 

¿NAVIDAD EN FAMILIA Y AMIGOS?

Siempre se piensa que esta festividad traerá consigo bienestar y la renovada ilusión al casi comenzar un nuevo año que no se sabe a ciencia cierta que deparará. Bueno, la verdad sea dicha, la ilusión por mejorar hace que esta entrañable fecha sea especial y mágica.


COMPRAS COMPULSIVAS SIN MIRAR A LAS FAMILIAS MÁS DESFAVORECIDAS

Las personas pudientes corren de tienda en tienda comprando los bonitos regalos para familiares y amigos. Ni siquiera miran al pobre desgraciado que está sentado en el umbral del centro comercial pidiendo con su mano helada y temblorosa, además de sus sonrojados ojos humedecidos por la pena y desdicha. Incluso, muchas personas los miran de reojo molestos, como diciendo: "ponte a trabajar y no te pongas en medio". La humanidad gasta y consume alocadas, entre bolsa y bolsa, pensando y ratificando que esa es la verdadera magia de la Navidad.


¿COMIDAS NAVIDEÑAS PARA QUÉ? SI DURANTE EL AÑO NO SE HAN ACORDADO DE LAS NECESIDADES DE ESOS FAMILIARES Y AMIGOS INVITADOS

Una de las más entrañables situaciones navideñas se producen en las reuniones familiares para cenar en magníficas y ricas mesas navideñas. Preciosas, deliciosas y con un gran trabajo a las espaldas de los anfitriones. Como si de una competición de recetas, decoración del hogar y grandes mesas se tratase. 

Suelen llamar por teléfono a los parientes y preguntan ¿oye, os venís a casa el 24 ó 25 de diciembre a comer? ¿os parece mejor el día 31 ó 1 de enero? Muchas veces con extrema falsedad, como diciendo o pensando: ¿cuando me vas a invitar tú? 

Increíble, pero cierto. En algunas ocasiones, ocurre esta situación que parece un tanto alocada, pero que es tan real como la vida misma. Lo más curioso de estas invitaciones navideñas para invitar a sus allegados, supuestamente muy queridos, que éstos llaman para invitar a comer en Navidad, cuando increíblemente han visto y presenciado posiblemente a esos familiares pasando hambre y desesperación absoluta, e incluso han llegado a mirar para otro lado durante el año que ya ha pasado, como diciendo " por mí, podéis pudriros". Increíble, pero así va el mundo.

Lo mejor de estas comidas que se producen en navidad es que ya prácticamente nadie las realiza con amor y pasión hacia sus familiares y amigos. Todo parece una falsa y un compromiso navideño, nada más. 

Sin embargo, sí hay algo muy de moda en estos tiempos de egoísmo, tacañería, ambición y regocijo por uno mismo. Algo que realmente estimula en estas cenas navideñas. En ellas se hablará irremediablemente de intimidades e historias que han acontecido en ese año que está a punto de terminar. 

Aunque, muchas personas no lo vean así, pero los que invitan después suelen regocijarse durante días de manera consciente o inconsciente, con las penas de los otros, incluso comparándose con ellos mientras toman el té junto a las deliciosas pastas inglesas, en días posteriores a la susodicha cena navideña. Así, tienen charla garantizada con el marido, hermanas, vecinas, entre otros, durante días, e incluso semanas dependiendo de morbosidad de la situación y la persona en cuestión.


"COMIDAS INTERESADAS Y CON SEGUNDAS" NO ES VERDADERA NAVIDAD. "CANTAR VILLANCICOS, DAR AMOR Y COMER EN FAMILIA", SÍ ES UNA VERDADERA NAVIDAD

La humanidad se encuentra dormida. La verdadera Navidad y su simbolismo real se ha perdido. Ésta debe ser una época festiva, entrañable y familiar que debe ocurrir durante todo el año, no sólo se debe invitar o dar de comer el día elegido o señalado navideño,  con el fin secundario de invitar e impresionar a sus familiares y amigos. Incluso, sería precioso y más acertado que esto pudiera ocurrir en cualquier otro momento que no sea esta maravillosa fecha navideña, supuestamente repleta de amor y consideración por los demás. 

El hecho de invitar y poner un plato de deliciosa comida ante los más allegados en Navidad, no dará de comer mañana a los familiares y amigos más desfavorecidos. Eso sería "comida para hoy, hambre para mañana", además, es de gran importancia comentar que a muchas personas la cosa se les ha complicado en demasía. La economía y la vida durante ese año pasado no ha sido de progreso, si no todo lo contrario, ya sea por no tener trabajo, mala suerte o, simplemente no se tiene dinero. Éstas han podido caer en la bancarrota total, ya sea a causa de la crisis mundial o por un infortunio inesperado. 

Es importante recordar que la navidad se produce durante todo el año. Cuando llega la Navidad es sólo una ampliación de la ternura y el amor que se profesan los familiares y amigos, a los cuales se ha tratado con respeto y consideración durante ese pasado año, que ya prácticamente ha quedado atrás. Ahora, al llegar estas fechas navideñas, entonces, sólo entonces sí se celebra la verdadera Navidad mágica y real.


LA VERDADERA PRUEBA DE NAVIDAD EN LAS TRADICIONALES CENAS NAVIDEÑAS 

La celebración es completa con esas personas queridas, y no para charlar, además de entresacar la vida de otros. La verdadera Navidad es para cenar, comer polvorones y cantar villancicos, sino pruebe usted esto: "Cuando le inviten a cenar, se debe presentar con una pandereta, y unas magníficas sonajas a la comida familiar".

Además, diga o haga partícipe al resto de invitados que después de comer y degustar esos ricos platos, se va a proceder a cantar y bailar toda la noche con todos aquellos villancicos navideños tradicionales, que se han cantado toda la vida. Con gran seguridad que los familiares le miraran extrañados diciendo o pensando "¡este hombre, mujer, primo, cuñado, entre otros se nos ha vuelto loco!". Seguro, que le dirán, "siéntese, siéntese, que nos vas a contar tus penurias, para luego ir recreándonos en ellas, así tenemos tema para contar y cuchichear varios días"

¡¡Ay, que pena de humanidad!!

COPYRIGHT © LIDIA MALDONADO

Te invitamos a visitar:

Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

Share this Post Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014. IDEAS PARA NAVIDAD - All Rights Reserved | Red de Blogs GRUPO LM